¿ Quiénes sufren en la marea de relaciones tormentosas?. El por qué de En mi Búsqueda y en tu Encuentro

Muchas veces me pregunto cuánto de este proyecto tiene que ver conmigo, con la historia de las parejas de mi vida: los matrimonios y relaciones con las que me he criado. Y por supuesto,con mis propias parejas.

La respuesta siempre es la misma…

Este proyecto no es sólo un intento de ayudar a parejas a mantenerse unidas, o tomar la fuerza para poder dar el vertiginoso paso de dejarse.

Este trabajo es un proyecto de vida en el que cada día pongo mi esfuerzo en reparar errores de mi pasado y errores observados en otras personas e inventar nuevas opciones para que estar en pareja sea un camino en compañía, con subidas y bajadas, pero no un camino de reproches, de silencios, de indiferencia o de apatía.

En mi búsqueda y en tu encuentro es mi compromiso con la Sociedad para intentar minimizar el daño que como seres humanos podemos llegar a causarnos en el plano más íntimo en el que nos podemos relacionar.

¿Cómo aquella persona de la que me enamoré puede convertirse en mi peor enemigo?

Colección "Objetos encontrados". Fundación Antonio Pérez. Cuenca
Colección «Objetos encontrados». Fundación Antonio Pérez. Cuenca

Tener el campo de batalla «dentro de casa» provoca un sufrimiento que nunca es sólo de la pareja, si no que se extiende, se mezcla, se enreda con otras personas: amigos, padres, familia política, que también sufren con y por nosotros/as.

Y  por supuesto, los/as más importantes y vulnerables: los hijos/as.

En mi trabajo diario veo, sufro y siento de una manera casi desgarradora el daño al que sometemos a nuestros pequeños/as cuando “no sabemos separarnos bien” o cuando nos mantenemos unidos por “no romper la familia” cuando en realidad nos hemos roto la confianza, el respeto, los platos,… el corazón.

Un niño, una niña, no viene al mundo a arreglar relaciones, no viene a mantenerlos juntos, no es justo que agitemos banderas en su nombre cuando en realidad no sabemos o no queremos rehacer y amar un tú y yo. No es justo que no les ofrezcamos el ejemplo de lo que significa QUERERSE BIEN, y no darles la oportunidad de que se desarrollen en un hogar donde las personas dialogan, se acompañan cuando no se sienten bien, se escuchan y muestran su enfado de forma adecuada.

De este modo, este proyecto empieza cuando comienza mi día, cuidando mi relación de pareja, cuidando a mi compañero, PIDIENDO SER CUIDADA, acompañando y poniendo todo lo que sé, todo lo que puedo y todo lo que hago en los talleres que imparto y al servicio de mis pacientes y por extensión, también a sus personas más queridas.

Espero verte en el sendero de este proyecto, en el sendero de mi vida.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s