IMG_7786

El inicio del camino:

María 

IMG_20180311_161235 (1)En mi labor como psicóloga ayudo a personas que tienen inquietud por conocer el modo en que se vinculan en sus relaciones amorosas. Apoyando a relaciones de pareja que están en situación de estancamiento, angustia, “espiral” o pérdida, a que puedan empezar a dar pequeños pasos para salir de estas situaciones y encontrar nuevos caminos y formas de hacer para conseguir adaptarse mejor a las dificultades y cambios.

¿Por qué este proyecto sobre parejas?

Después de años trabajando con relaciones basadas en la desigualdad, tomando contacto con el mundo de las separaciones, trabajando con parejas en un contexto terapéutico y mis propias experiencias personales; siendo consciente, por tanto, del sufrimiento tan intenso que precede o sucede a una ruptura de pareja, comencé a plantearme cómo sería trabajar en grupo ayudando a parejas.

¿Qué sostiene este proyecto?

Muchas horas de FORMACIÓN en psicología general, psicología clínica y jurídica, violencia en las relaciones de pareja, terapia de pareja y Terapia Gestalt. Que me ha dado “un suelo firme” para trabajar como terapeuta a nivel individual y grupal, como formadora, dinamizadora de talleres relacionados con mujer, promoción de la salud y la prevención de relaciones sanas en el contexto sanitario y alumnado de secundaria.

Muchas personas: compañeros/as de formación, amigos/as, parejas y exparejas, familiares, formadores/as, pacientes, alumnos/as, compañeros/as de la vida…

Dos amigas, dos terapeutas. Encontrando nuevos caminos:

Vanessa

vaneEn mi “búsqueda” personal y profesional tuve la gran suerte de “encontrarme” con María. Y como en una relación de pareja, fuimos conociéndonos poco a poco, compartiendo momentos y experiencias…. Desde viajes, vacaciones e ilusiones hasta crisis familiares, de pareja y personales. Y así, compartiendo nuestras vidas, apoyándonos y cultivando nuestro amor incondicional, llegamos a un maravilloso día en el que María me propuso “acogerme” en este precioso proyecto. Para ese momento, yo me había especializado en el trabajo terapéutico con parejas y familias y ahora puedo admitir que una parte de la pasión por esta área, además de por mis experiencias personales, la trajo María a mi vida hace unos años. Tuve la gran suerte de asistir en pareja a varios de sus talleres y a experimentar vivencias movilizadoras, únicas, íntimas e inolvidables. Finalicé la Formación como Terapeuta Gestalt, y desde entonces, he ido especializándome en cómo ayudar al crecimiento de las relaciones.

Tras estos últimos años, entiendo las relaciones de pareja como un “equipo de trabajo”, en el que la coordinación, los objetivos y el modo en el que los alcanzamos debe estar construido entre ambas partes y actualizado constantemente. Lo que ayer nos servía, hoy puede dejar de ser útil para la relación, afortunadamente. Y digo afortunadamente, porque eso significará que estamos teniéndonos en cuenta a nosotros y a lo que ocurre en nuestras vidas. Y es más, lo tenemos en cuenta y creamos formas diferentes de hacer para poder seguir caminando y creciendo como pareja.

Cuantas veces hemos oído; “es que ya no eres el/la mismo/a”,  “esto ya no es como al principio…” a lo que yo añado; ¡¡¡Y menos mal!!! Y ahora, ¿cómo hacemos?

Mi aportación a este proyecto común, “En mi búsqueda y en tu encuentro”, será poder dar respuesta a esa pregunta. Y hacerlo desde la experiencia con el otro u otros, ya que cada relación es diferente y única, y por tanto los modos de hacer serán construidos por ambos miembros. Desde aquí, os invito a conocernos, a conoceros…..

Ayudamos a parejas:

• Que hace mucho que no se encuentran aunque vivan en la misma casa

• Parejas que han perdido el sentido de las palabras: comunicación, escucha, caricia o cuidado o que no encuentran el tiempo para poder compartir todas estas cosas.

• Parejas que quieren hacer mas fuerte su vinculo, establecer limites en la relación, trasladar necesidades, trabajar desde el cuerpo y no solo desde la cabeza.

• Y por supuesto! También aquellas parejas que tienen un apego seguro y quieren seguir manteniéndolo.

• Y como no hace falta estar en pareja para conocer los entresijos y dificultades de la vida en relación con un/a otro/a, este proyecto también está destinado a personas que en estos momentos no mantienen una relación pero sienten inquietud por conocerse y reconocerse en este ámbito: crecimiento personal, duelos por rupturas, problemas pendientes en relaciones anteriores y/o dificultades para volver a comenzar una nueva relación.