Compromiso, lo urgente y lo importante

Habréis oído muchas veces la frase de «no siempre lo urgente es lo importante». Según entiendo, se trata de que no siempre le damos el carácter «urgente» a lo que es verdaderamente importante o ¿es al revés?…bueno sea como sea, porque no estoy dispuesta a pasar la noche dándole vueltas a los términos…sólo quería decir que he estado atendiendo asuntos urgentes (los cuales considero importantes) que me han mantenido algo alejada de las publicaciones.

Que no haya estado escribiendo, publicando o planificando talleres no quiere decir que esta preciosa creación, que por cierto este mes cumple un año, no ocupe un espacio en mi pensamiento cada día.

Porque ciertamente me siento comprometida con el proyecto de trabajar en el cuidado de las relaciones de pareja.

De hecho, todo este tiempo, entre otras cosas, continúa mi trabajo en la prevención de parejas insanas, terapias con parejas, rupturas (de pareja), problemas emocionales (relacionados con las parejas), evaluaciones (de pareja),…

Hasta aquí todo claro.

Cuando estas semanas pensaba en mi blog aparecía en mi cabeza la palabra COMPROMISO. Hace unas líneas escribía que me sentía comprometida con mi proyecto. Y ahora releyendo mis lineas, volviendo sobre mis pasos, me doy cuenta que aún dejando claros mis motivos parece que esté… ¿poniendo excusas?.

Si trasladamos este discurso a una relación de pareja…¿cuál es el resultado?

«cariño, pienso cada día en ti pero estoy muy ocupada y no tengo tiempo para escribirte un mensaje»

«de verdad, quiero estar en esta relación pero ahora mismo tengo otras cosas urgentes que atender»

«te prometo que cuando pase esta racha estaré mas contigo»

«te compensaré, te lo prometo»

Aja! aquí encontramos los problemas:

«Aparcar» la relación de pareja puede suponer un serio riesgo para la salud de la relación.

Puedo pensar en mi proyecto, tenerlo en mente, hacer planes y ponerme nuevos plazos,  pensar en mis lectores/as con los/as que me siento comprometida,… pero si este «atender a lo urgente» lo aplico en relaciones del tú a tú, corro el riesgo de perderme en excusas, de dejar de «ver» a la otra persona, abandonarme en las obligaciones y dejar de lado » lo importante«.

Vamos a comprometernos, aunque sea a pequeños ratitos a estar presentes para nuestra pareja. A veces se trata de decir te quiero,o DAR LAS GRACIAS porque te ha traído un vaso de agua cuando lo has pedido o se ha acordado de bajar la basura, o porque ha echado ¡un montón de aceitunas (que sabe que te encantan) a la ensalada!

La vida en pareja no se alimenta solamente de grandes metas y largos momentos (como las vacaciones), si no de pequeños detalles, símbolos y rituales que nos vuelven a recordar que hay un «nosotros».

Mafalda_urgente
Galería de imágenes http://www.google.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s