«Ser» a pesar de los síntomas

Si el terapeuta considera la situación terapéutica bajo este prisma, es decir, como formando parte de una situación inacabada del paciente que se perpetúa, situación que este último aborda con su propia autorregulación, va a ser ciertamente más eficaz que si considera al paciente equivocado, enfermo, «muerto». En efecto, es cierto que, gracias a la energía del terapeuta pero también a la suya propia, el paciente va a poder finalmente completar la situación. PHG. Capítulo 4

Si hay una frase de la que me apropiado y que utilizo como bandera cual capitana de barco es  «es importante respetar el proceso de cada persona«. Me doy cuenta que cada día me apoyo en ella para explicarle a una mujer que su marido todavía no es capaz de manejarse con las emociones o a un padre que su hijo no puede quitarse la ansiedad de un plumazo o «hacerse mayor de un día para otro», o «ser ¿normal? como los otros niños/as». (los papás, mamás e incluso los/as profesionales  a veces utilizamos en término normal muy a  la ligera).

Se que es una frase muy bonita pero complicada para llevar a la práctica. Lo veo en cuando yo misma me contagio de la propia prisa de mis pacientes, o me empecino en mis propios caminos o soluciones (cuando a veces ni me lo han pedido).

Suena paradójico pero siento paz al ser consciente de que me voy a mantener alerta al mínimo síntoma de «prisa por» con mis pacientes y también en mi vida con mis seres queridos/as…

Observar sin alterar, acompañar sin atosigar, enseñar sin atormentar, crecer sin pegar tirones del otro/a
Enseñar, guiar, buscar posibilidades, ayudarle a dar un pasito más

Porque de otro modo se puede  caer en la trampa de romper el equilibrio de la igualdad demostrando que sabes más que la otra persona, traspasar el límite del respeto y avergonzar a esa persona. Todo ello sumado a la frustración de no conseguir resultados «¿Ves, es que no me haces caso?» «Si lo hicieras como te digo…» «Tú lo que tienes que hacer es…»» Por más que se lo digo no hay forma de que lo entienda«. Y es que a veces sin darnos cuenta pretendemos correr sin haber sentido la sensación de estar de pie.

¿De qué manera estás trasladando esta prisa a tu pareja? ¿ Está en un proceso que es sólo suyo y que tiene que resolver o concierne a vuestra relación?¿Cuál es el riesgo de asumir que no puedes controlar lo que tu pareja hace?

Imagen extraída de Galería de imágenes de Google
Imagen extraída de Galería de imágenes de Google

Buenas noches a todos y a todas

María

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s