La mayor prueba de amor: la contraseña de tu facebook.

confluenciaDecir ” te quiero” con flores, en una cena romántica o paseando por la orilla de la playa está pasado de moda. Ahora, para demostrar el amor verdadero tienes que facilitar a tu pareja todas las contraseñas de tus redes sociales.

Está claro que estoy siendo irónica, pero es que se me sale por los poros el enfado que me produce escuchar esto de chicos y chicas jóvenes (y no tan jóvenes).

¿Nos han vendido tanto la idea del amor como “formar una sola persona”, donde “mi vida eres tú”y “sin ti me muero” a través de canciones, películas, novelas que nos lo hemos creído sin más …o es el apego “enfermizo” una necesidad inherente al ser humano y por eso se escriben y cantan todas esas cosas?.

A lo largo de mi formación en Terapia Gestalt he escuchado una y otra vez de qué manera, desde que somos bebés, necesitamos encontrar nuestros límites y que estos vienen marcados por el contorno de nuestro cuerpo: nuestra piel.

¿Hasta dónde necesitamos llegar para saber del otro/a? ¿Meternos en su piel? ¿En su cabeza? ¿Saber a cada segundo qué siente, qué piensa, qué desea, quién le cae bien o mal,…?. 

Y esto…¿me hace sentir más segura de tu amor hacía mi o siempre voy a necesitar más?

Imagino que esta necesidad de controlar cada paso, cada pensamiento, cada movimiento, es precisamente una necesidad que nace del terror de poder caer al precipicio más absoluto: el sufrimiento. Y entonces, sólo nos queda confiar.

Confiar requiere un riesgo, tener fe en que “por quererte” puedo sufrir

pero también puedo ser muy feliz.

No quiero con estas palabras menospreciar a las personas que necesitan estas “pruebas” para sentirse seguras, pero es que me da pánico que estas conductas se lleguen a justificar y normalizar. Creo que es importante buscar ayuda cuando estos comportamientos se dan en una relación de pareja.

Hasta pronto,

María

 

 

 

3 comentarios sobre “La mayor prueba de amor: la contraseña de tu facebook.

  1. Muy bien expresado María. Una cosa es esforzarse por conocer y comprender a tu pareja, otra invadirla o que te invadan. Los límites son necesarios para hacer más sana y madura una relación.

    1. Gracias por tu aportación, Jess. Es un tema muy peliagudo pero que cada vez me encuentro en más parejas. Y como terapeutas, en mi opinión, no nos podemos quedar en que es una conducta inapropiada sin más, sin darle un sentido. Es importante trabajar, como bien dices los límites de la pareja para ver qué está sosteniendo esta situación y trabajar también ,como dice mi amiga en mi facebook, en el respeto de la intimidad personal. Un abrazo, Jess!

  2. Tienes mucha razón María, hay que indagar en qué sostiene una situación así, pues la terapia no trata de enjuiciar y proponer correctivos, sino de dar un apoyo para crecer personalmente y darnos cuenta de qué hacemos y con qué fin. Otro abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s