¿Y tú de quien eres?

Imagen extraída de http://www.google.com

Este fin de semana he tenido el gran, tremendo, enorme placer de disfrutar de la compañía de Carmen Vázquez Bandín y por supuesto de las de mis fantásticos profesores de formación Gestalt y mis queridos/as compañeros/as.

Hemos trabajado los patrones de movimiento y varios aspectos relacionados con la Teoría de Campo o Teoría del Self…pero no, no estoy aquí para dar una clase teórica, sobre todo porque no me veo muy capaz de ello… Con todo esto, lo que quería decir es que aunque he aprendido muchísimos aspectos teóricos lo que más ha resonado en mi durante el fin de semana ha sido la sensación de PERTENENCIA. Volver a mi grupo de formación después de las vacaciones y al amparo y con el cariño de Carmen ha envuelto mi atmósfera de este fin de semana de calor de hogar, tanto que hasta he tenido la medioalucinación de estar viendo una chimenea detrás de Carmen.

Me he sentido arropada, querida, escuchada, con muchas ganas de saber de los demás, de sus vivencias y de sus sensaciones y emociones. Este deseo iba aumentando en la medida en que Carmen aportaba conocimientos, curiosidades y anécdotas de algo más grande todavía que mi grupo, la gran familia Gestalt.

Y es que tengo la sensación de que cuando buscamos o nos encontramos una pareja, un compañero o compañera de vida, buscamos de alguna manera pertenecer a algo ( cuidadoo a veces pensamos que se trata de pertenecer a alguien y dejamos todo nuestro ser en manos de otra persona).

¿Qué es esto de pertenecer?. . Para mí sería algo así como que yo, distinto de ti quiero forma parte CONTIGO de algo que no somos ni tú ni  yo.

Algunas personas salen corriendo escaldadas por el agua hirviendo que desprenden sus familias de origen, otras por la necesidad de repetir esos patrones y costumbres que tanto quieren de su familia, pero todas las personas en algún momento salimos del lecho materno (y paterno) y buscamos pertenecer.

Llamémoslo pareja, familia, matrimonio, pareja de hecho, compañeros,…Pero en realidad todas estas formas son posibilidades de «inventarme» un nuevo grupo de pertenencia con nuevas reglas, nuevos colores…puesto que ya no soy yo y mis circunstancias si no que SUMO al otro /la otra y creamos ese algo  NUESTRO, DISTINTO Y NOVEDOSO donde sentirnos arropados, queridos, escuchados y con ganas de más.

Y cuando llego a casa…sigo leyendo unos de los libros que llevo en danza y mágicamente habla de este tema…Así que si queréis saber más podéis consultar el libro «El buen amor en pareja» de Joan Garriga (capítulo 3)     😉

Buenas noches , Bona nit

María

2 comentarios sobre “¿Y tú de quien eres?

  1. En la actualidad vivo con mi pareja esa deseada ilusión de consolidar una relación que es un refugio común para ambos. Llevamos años construyendo ese refugio, a veces tiene goteras…que con esfuerzo se van arreglando…y lo más importante, esta cimentado en una gran amistad y lealtad, y evoluciona constantemente para adaptarse siempre al presente. No soy suya ni él es mio..somos fieles compañeros de viaje, amantes, refugio mutuo…y no hay palabras para describir esa fortuna.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s