Mujer, hija, hermana, amiga, pareja, compañera, tita, terapeuta, alumna, formadora, viajera,…psicóloga.

¿Qué hago?

En mi labor como psicóloga ayudo a personas que tienen inquietud por conocer el modo en que se vinculan en sus relaciones amorosas.Y a relaciones de pareja que están en situación de estancamiento, angustia, “espiral” o pérdida, a que puedan empezar a dar pequeños pasos para salir de estas situaciones y encontrar nuevos caminos y formas de hacer para conseguir adaptarse mejor a las dificultades y cambios y, ser así, personas más libres.

¿Por qué este proyecto sobre parejas?

Después de años trabajando con relaciones basadas en la desigualdad, tomando contacto con el mundo de las separaciones, trabajando con parejas en un contexto terapéutico y mis propias experiencias personales; siendo consciente, por tanto, del sufrimiento tan intenso que precede o sucede a una ruptura de pareja, comencé a plantearme cómo sería trabajar en grupo ayudando a parejas:

• Que hace mucho que no se encuentran aunque vivan en la misma casa

• Parejas que han perdido el sentido de las palabras: comunicación, escucha, caricia o cuidado o que no encuentran el tiempo para poder compartir todas estas cosas.

• Parejas que quieren hacer mas fuerte su vinculo, establecer limites en la relación, trasladar necesidades, trabajar desde el cuerpo y no solo desde la cabeza.

• Y por supuesto! También aquellas parejas que tienen un apego seguro y quieren seguir manteniéndolo.

• Y como no hace falta estar en pareja para conocer los entresijos y dificultades de la vida en relación con un/a otro/a, este proyecto también está destinado a personas que en estos momentos no mantienen una relación pero sienten inquietud por conocerse y reconocerse en este ámbito: crecimiento personal, duelos por rupturas, problemas pendientes en relaciones anteriores y/o dificultades para volver a comenzar una nueva relación.

¿Qué sostiene este proyecto?

Muchas horas de FORMACIÓN en psicología general, psicología clínica y jurídica, violencia en las relaciones de pareja, terapia de pareja y Terapia Gestalt. Que me ha dado “un suelo firme” para trabajar como terapeuta a nivel individual y grupal, como formadora, dinamizadora de talleres relacionados con mujer, promoción de la salud y la prevención de relaciones sanas en el contexto sanitario y alumnado de secundaria.

Muchas personas: compañeros/as de formación, amigos/as, parejas y exparejas, familiares, formadores/as, pacientes, alumnos/as, compañeros/as de la vida…

Los Croods. “Lo nuevo siempre es peligroso”

enmibusquedayentuencuentro:

¿Y qué ocurre cuando pensamos que un CAMBIO va a suponer el fin?
(Lo que no sabemos es que a veces EL FIN se producirá si no hacemos un cambio)

Me ha gustado mucho esta reflexión sobre la creencia de que lo nuevo SIEMPRE ES PELIGROSO.

Un abrazo a mis formadores de Espacio Gestalt Elche y a mi compañera MªJosé, por el tráiler.

Originalmente publicado en "Espacio Gestalt. Formación y Psicoterapia":

Nos propusimos para el mes de Abril abordar al concepto de “excitación”, nos parecía muy en consonancia con la llegada de la primavera. La apertura a la novedad exterior que invits la llegada del buen tiempo; y la excitación que ello puede llevar aparejada.

Y finaliza el mes, con el descubrimiento de este tráiler por parte de una alumna, Mª Jose:

“La excitación es la evidencia de la realidad. El contacto, la formación figura/fondo, es una excitación creciente, llena de sentimiento y de implicación; y al revés, lo que no implica, presente en uno mismo, no es psicológicamente real. (…) 

Y como le pasa a Igrid, una de las hijas de la familia de los Croods, sentimos interés ante lo nuevo y la excitación aumenta hacia lo que tiene que venir, aunque todavía sea desconocido.

Podemos intentar cortar la excitación dejando de respirar, contrayendo los músculos; o coger aire…

Ver original 61 palabras más

Compromiso, lo urgente y lo importante

Habréis oído muchas veces la frase de “no siempre lo urgente es lo importante”. Según entiendo, se trata de que no siempre le damos el carácter “urgente” a lo que es verdaderamente importante o ¿es al revés?…bueno sea como sea, porque no estoy dispuesta a pasar la noche dándole vueltas a los términos…sólo quería decir que he estado atendiendo asuntos urgentes (los cuales considero importantes) que me han mantenido algo alejada de las publicaciones.

Que no haya estado escribiendo, publicando o planificando talleres no quiere decir que esta preciosa creación, que por cierto este mes cumple un año, no ocupe un espacio en mi pensamiento cada día.

Porque ciertamente me siento comprometida con el proyecto de trabajar en el cuidado de las relaciones de pareja.

De hecho, todo este tiempo, entre otras cosas, continúa mi trabajo en la prevención de parejas insanas, terapias con parejas, rupturas (de pareja), problemas emocionales (relacionados con las parejas), evaluaciones (de pareja),…

Hasta aquí todo claro.

Cuando estas semanas pensaba en mi blog aparecía en mi cabeza la palabra COMPROMISO. Hace unas líneas escribía que me sentía comprometida con mi proyecto. Y ahora releyendo mis lineas, volviendo sobre mis pasos, me doy cuenta que aún dejando claros mis motivos parece que esté… ¿poniendo excusas?.

Si trasladamos este discurso a una relación de pareja…¿cuál es el resultado?

“cariño, pienso cada día en ti pero estoy muy ocupada y no tengo tiempo para escribirte un mensaje”

“de verdad, quiero estar en esta relación pero ahora mismo tengo otras cosas urgentes que atender”

“te prometo que cuando pase esta racha estaré mas contigo”

“te compensaré, te lo prometo”

Aja! aquí encontramos los problemas:

“Aparcar” la relación de pareja puede suponer un serio riesgo para la salud de la relación.

Puedo pensar en mi proyecto, tenerlo en mente, hacer planes y ponerme nuevos plazos,  pensar en mis lectores/as con los/as que me siento comprometida,… pero si este “atender a lo urgente” lo aplico en relaciones del tú a tú, corro el riesgo de perderme en excusas, de dejar de “ver” a la otra persona, abandonarme en las obligaciones y dejar de lado ” lo importante“.

Vamos a comprometernos, aunque sea a pequeños ratitos a estar presentes para nuestra pareja. A veces se trata de decir te quiero,o DAR LAS GRACIAS porque te ha traído un vaso de agua cuando lo has pedido o se ha acordado de bajar la basura, o porque ha echado ¡un montón de aceitunas (que sabe que te encantan) a la ensalada!

La vida en pareja no se alimenta solamente de grandes metas y largos momentos (como las vacaciones), si no de pequeños detalles, símbolos y rituales que nos vuelven a recordar que hay un “nosotros”.

Mafalda_urgente

Galería de imágenes http://www.google.com

“Ser” a pesar de los síntomas

Si el terapeuta considera la situación terapéutica bajo este prisma, es decir, como formando parte de una situación inacabada del paciente que se perpetúa, situación que este último aborda con su propia autorregulación, va a ser ciertamente más eficaz que si considera al paciente equivocado, enfermo, “muerto”. En efecto, es cierto que, gracias a la energía del terapeuta pero también a la suya propia, el paciente va a poder finalmente completar la situación. PHG. Capítulo 4

Si hay una frase de la que me apropiado y que utilizo como bandera cual capitana de barco es  “es importante respetar el proceso de cada persona“. Me doy cuenta que cada día me apoyo en ella para explicarle a una mujer que su marido todavía no es capaz de manejarse con las emociones o a un padre que su hijo no puede quitarse la ansiedad de un plumazo o “hacerse mayor de un día para otro”, o “ser ¿normal? como los otros niños/as”. (los papás, mamás e incluso los/as profesionales  a veces utilizamos en término normal muy a  la ligera).

Se que es una frase muy bonita pero complicada para llevar a la práctica. Lo veo en cuando yo misma me contagio de la propia prisa de mis pacientes, o me empecino en mis propios caminos o soluciones (cuando a veces ni me lo han pedido).

Suena paradójico pero siento paz al ser consciente de que me voy a mantener alerta al mínimo síntoma de “prisa por” con mis pacientes y también en mi vida con mis seres queridos/as…

Observar sin alterar, acompañar sin atosigar, enseñar sin atormentar, crecer sin pegar tirones del otro/a
Enseñar, guiar, buscar posibilidades, ayudarle a dar un pasito más

Porque de otro modo se puede  caer en la trampa de romper el equilibrio de la igualdad demostrando que sabes más que la otra persona, traspasar el límite del respeto y avergonzar a esa persona. Todo ello sumado a la frustración de no conseguir resultados “¿Ves, es que no me haces caso?” “Si lo hicieras como te digo…” “Tú lo que tienes que hacer es…”” Por más que se lo digo no hay forma de que lo entienda“. Y es que a veces sin darnos cuenta pretendemos correr sin haber sentido la sensación de estar de pie.

¿De qué manera estás trasladando esta prisa a tu pareja? ¿ Está en un proceso que es sólo suyo y que tiene que resolver o concierne a vuestra relación?¿Cuál es el riesgo de asumir que no puedes controlar lo que tu pareja hace?

Imagen extraída de Galería de imágenes de Google

Imagen extraída de Galería de imágenes de Google

Buenas noches a todos y a todas

María

La mayor prueba de amor: la contraseña de tu facebook.

confluenciaDecir ” te quiero” con flores, en una cena romántica o paseando por la orilla de la playa está pasado de moda. Ahora, para demostrar el amor verdadero tienes que facilitar a tu pareja todas las contraseñas de tus redes sociales.

Está claro que estoy siendo irónica, pero es que se me sale por los poros el enfado que me produce escuchar esto de chicos y chicas jóvenes (y no tan jóvenes).

¿Nos han vendido tanto la idea del amor como “formar una sola persona”, donde “mi vida eres tú”y “sin ti me muero” a través de canciones, películas, novelas que nos lo hemos creído sin más …o es el apego “enfermizo” una necesidad inherente al ser humano y por eso se escriben y cantan todas esas cosas?.

A lo largo de mi formación en Terapia Gestalt he escuchado una y otra vez de qué manera, desde que somos bebés, necesitamos encontrar nuestros límites y que estos vienen marcados por el contorno de nuestro cuerpo: nuestra piel.

¿Hasta dónde necesitamos llegar para saber del otro/a? ¿Meternos en su piel? ¿En su cabeza? ¿Saber a cada segundo qué siente, qué piensa, qué desea, quién le cae bien o mal,…?. 

Y esto…¿me hace sentir más segura de tu amor hacía mi o siempre voy a necesitar más?

Imagino que esta necesidad de controlar cada paso, cada pensamiento, cada movimiento, es precisamente una necesidad que nace del terror de poder caer al precipicio más absoluto: el sufrimiento. Y entonces, sólo nos queda confiar.

Confiar requiere un riesgo, tener fe en que “por quererte” puedo sufrir

pero también puedo ser muy feliz.

No quiero con estas palabras menospreciar a las personas que necesitan estas “pruebas” para sentirse seguras, pero es que me da pánico que estas conductas se lleguen a justificar y normalizar. Creo que es importante buscar ayuda cuando estos comportamientos se dan en una relación de pareja.

Hasta pronto,

María

 

 

 

desayunos

Espacios para la maternidad. “Desayunos con amor”

enmibusquedayentuencuentro:

OS RECOMIENDO ESTE ENCUENTRO…

Gracias a Marta por crear espacios para mujeres donde acoger y visibilizar un tema tan complejo y trascendental como es el de la maternidad.

Originalmente publicado en UBUNTU. NUESTRO ESPACIO:

“Mente clara, corazón tierno” -Buda-

Estoy emocionada, en unas semanas comienzdesayunosan unos desayunos muy especiales.

 “Desayunos con amor”es un espacio concebido para nuestro cuidado; el cuidado de las mamás, embarazadas, mujeres que quieran estarlo. Un espacio para vivir la maternidadcon libertad, un espacio donde quitarnos las máscaras y las mochilas pesadas….

 

El nacimiento de mi hijo Dani me transformó. El parto fue traumático, la soledad posterior a pesar de tener la casa llena fue uno de los sentimientos que más profundo calaron en mí. El vínculo con mi bebé no fue inmediato, se forjó poco a poco, cuando se me pasó el susto… y aprendí a disfrutar de su cariño. Siempre he dicho que su nacimiento despertó mi “maternidad política”, mi deseo de que el mundo fuera mejor para mi hijo y para el resto de niños del mundo. La maternidad despertó mi vocación de justicia, mi vocación de…

Ver original 553 palabras más

Tú y yo. Encontrando nuestro ritmo

La mayor parte de los talleres que organizo vienen de mi experiencia con los pacientes y  las parejas que buscan mi ayuda para salir de algún lugar donde su relación se ha quedado enganchada…otras veces de mi propia experiencia personal.

Pero a veces, es la letra de una canción la que da contorno a un montón de ideas.

En el  próximo taller trabajaremos  los ritmos en la pareja…ritmos diferentes a la hora de comunicarnos, formas distintas de sentir, un sinfín de modos de pensar, de hacer las cosas…¿Cómo ponernos de acuerdo? ¿Cómo poder parar esta locura de vida para volver a encontrarnos?. En relación a todo esto, recomiendo la lectura de este post ” La soledad de no ser visto”

Agradezco a una participante de la primera charla sobre parejas , en mayo de 2013 que me habló de la necesidad de trabajar los “ritmos de la pareja”. Y doy las gracias a este extraordinario compositor de letras que nos dicen cosas como estas.

“Ayer no tuve tiempo para hablar susurrando y conseguir que sonrieras aunque fuera un rato, porque estaba tan ocupado viendo la tele, algún anuncio ¡tan bien realizado!…Y TÚ ESTABAS TAN TRISTE…Y YO DESPISTADO…

Nunca he permitido que pararas, siempre corriendo, ACELERANDO NUESTRO AMOR EN MOVIMIENTO…”

¿Quieres escucharla? Pincha en este enlace http://www.youtube.com/watch?v=w_lvVhqRHL0  (“Santaadrenalina. Iván Ferreiro)

Os espero 

3ºtaller parejas encontrando nuestro ritmo

Viernes, 21 de febrero a las 19.oo en Adhara

INFORMACIÓN Y RESERVA DE PLAZAS

María Inarejos Moreno. Psicóloga y Psicoterapeuta Gestáltica

enmibusquedayentuencuentro@gmail.com.Teléfono: 633 29 68 26

(Podéis reservar vuestra plaza mandando un whatsapp con los nombres

de los componentes de la pareja .

Os enviaré un mensaje de confirmación)

PARA EL ENRIQUECIMIENTO Y EL DINAMISMO DEL TALLER

TIENE QUE HABER UNA ASISTENCIA MÍNIMA DE 3 PAREJAS.

Me comprometo a confirmaros con la suficiente antelación la realización o aplazamiento

del encuentro en caso de que no haya un mínimo de 3 parejas.